Cristo Después de la Resurrección

Por: Åge M. Åleskjær
De: January 2010
Encontrado en: El evangelio de la Gracia
Después de la resurrección, la gente no reconocían a Jesus hasta que El Mismo les revelo quien era. Jesus quiere que nosotros también lo conozcamos como el Jesus resucitado.

De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. 17De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:16-17)

“Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 20En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.”  (Juan 14:19-20)

El conocer a Cristo después de la resurrección, es una dimensión enorme de haber sido nacido de nuevo. Juan 14:20 nos revela que Jesus no solamente está hablando de las apariciones repente que Jesus hizo durante los cuarenta días, entre su resurrección y su ascensión. Pero aquí está hablando de nosotros “viéndolo a El” cuando vivimos en un pacto diferente.

2 Corintios 5:16-17 nos explica esto de una manera más clara aun. Pablo habla de conocer a Cristo de una manera diferente de como lo conocían los que habían conocido a Jesus en persona – según la carne. 

Jesus promete manifestarse en aquellos que le aman (Juan 14:21). Y nuestra comunión “verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo” (1 Juan 1:3).

La Resurrección

Sin la resurrección nuestra fe seria vana

“Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe.”  (1 Corintios 15-14)

“…y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron.” (1 Corintios15:17-18)

La resurrección es central en la fe que salva.

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” (Romanos 10:9)

Es en la resurrección donde Jesus declara ser el hijo de Dios con poder

La tradición no le ha puesto la atención correcta a la resurrección. Mucha gente no ha entendido que nosotros hemos nacido de nuevo por medio de la resurrección de Jesucristo de la muerte (1 Pedro 1:3). 

Fue en la resurrección donde Jesus se convirtió en el primer nacido de nuevo entre muchos hijos de Dios (Romanos 8:19)

Fue en la resurrección donde Jesus se declara el hijo de Dios con Poder (Romanos 1:4).

La Palabra de Dios es completada cuando sucede la resurrección.

“Tú eres mi hijo, Ahora yo te he hecho el unigénito”  (Hechos 13:33 y Hebreos1:15)

Es en la resurrección en donde nosotros “somos creados en Cristo Jesus” La nueva creación esta directamente conectada a la resurrección.

El Jesus de los 40 días

Es muy emocionante estudiar a Jesus durante los 40 días después de la resurrección y antes de la asención. 

Aquellos que conocían a Jesus solamente en la carne no le reconocían mas. Esto es porque nadie podía reconocerle a él de esa manera (2 Corintios 4:16). Cuando el mundo vio a Jesus por última vez colgado en la cruz. Esos que vivieron y se movieron en lo físico, humanamente ya no lo volvieron a ver.

El resucito con cuerpo físico, pero era un cuerpo glorioso. Esto es por lo cual no le reconocían a él.

María pensó que era el jardinero del cementerio. Los dos que iban camino a Emaus pensaron que él era un extraño e ignorante, hasta que ellos le preguntaron, ¿que si quien era él? cuando estaban en la playa.

La revelación entonces consistía en reconocer a Jesus después de la resurrección.

La revelación consistía en reconocer a Jesus después de la resurrección. De repente María vio que él era el maestro. De repente los ojos de los dos discípulos que viajaban a Emaus fueron abiertos y vieron que era él. Y Juan dijo cuando vio a Jesus en la playa, ¡es el Señor!   

Un ejemplo para nosotros

Veamos esta gloriosa revelación:

Cuando Jesus se dejo ver en el jardín donde estaba su tumba, el se veía como una persona normal. De hecho pretendía ser el jardinero del cementerio. Hasta que en cierto punto revelo lo que realmente era. Cuando el caminaba con los discípulos a Emaus, el pretendía ser un ignorante y extraño, pero se revelo a ellos a través de las escrituras.

En la playa mientras se asaba un pescado, el aparece como si fuera el encargado del asador – un ejemplo con el que muchos hombres se pueden identificar. 

Pero en realidad el era el hijo de Dios

En el momento correcto rebeló a ellos lo que él era

En el momento correcto el rebelo a ellos lo que él era. Este es un ejemplo para que sepamos y practiquemos cómo se la gente de Dios en este mundo. Nosotros somos hijos de Dios. Nosotros hemos sido levantados con él y estamos sentados con él en lugares celestiales. Ya no somos nosotros los que vivimos, sino que es Cristo quien vive en nosotros. Ahora somos lo que él es en medio de este mundo. 

¡Pero tenemos que pretender que somos personas completamente normales en este mundo!  No seamos tan rápidos para descubrir lo que realmente somos. Actuemos como un jardinero normal, actuemos como alguien que está preparando comida en el asador, o como un interesado de las noticias que se han hablado. 

¡Tarde o temprano la gran oportunidad llegara, para revelar a los demás lo que verdaderamente somos en Cristo!

Conozcamos al resucitado

¡Jesus desea que le conozcamos como el Jesus resucitado! El ya no está en la cruz. Esos que no se han agarrado de la resurrección solamente cargan con ellos un crucifijo con un Cristo muerto sobre ella.

Sabemos que el vive y existe, le podemos ver; Y porque él vive nosotros vivimos. Existe buena comunicación y contacto con él en la tierra de la vida. Es el espíritu santo quien nos introduce a la vida del resucitado. Lo cual nos cambia la vida totalmente.

Tú descubrirás lo que esto quiere decir cuando el espíritu que levanto a Jesus de entre los muertos se manifieste en ti. El que levanto a Jesus de entre los muertos es quien da vida a nuestros cuerpos mortales cuando se manifiesta en nosotros (Romanos 8:11). 

Tu descubrirás que la vida de Jesus esta revelada en tu cuerpo mortal. Esto da vitalidad, salud, y energía en una manera supernatural. Jesus está en ti. 

Sanidad

Es el poder de la resurrección lo que da vida a los cuerpos mortales a través del espíritu de Dios.

tener fe en el resucitado sana al enfermo.

El hecho de que Jesus resucitara de entre los muertos fue lo que hizo que sanara aquel hombre que tenía la mano seca (Hechos 3:16 y 4:7-12). La resurrección hace que la vida de Jesus sea trasladada a nuestros cuerpos mortales a través del espíritu de Dios. Todo se trata de estar conscientes de aquel que resucito.

Personal

El Dr. T.L. Osborn explica que lo que cambio su vida y su ministerio fue la revelación de la resurrección de Jesus. 

El dice que vio a Jesus en el ministerio de otro hombre. Un hombre que hace señales y maravillas en el nombre de Jesus abrió sus ojos para ver al Cristo vivo. Después de que Jesus se le revelo así mismo a él. Jesus estuvo un día parado en su cuarto desde las 6:00 am de la mañana. El Dr. T.L. Osborn dijo, “cuando alguien llega ver a Jesus, nunca se puede ser el mismo otra vez” Y, por ultimo pero no al último, Jesus se deja ver en su palabra.     

Pablo testifica una y otra vez de su encuentro con Jesus Resucitado.

Estoy tan contento de que tuve un encuentro con el Hijo del Dios Viviente. En el día del 29 de enero en 1970, El se reveló a mi vida en una pequeña ciudad de Noruega y pude experimentar que El es el que nos bautiza en Su Espíritu Santo.

Desde entonces he vivido consciente de que El vive en mi. El vive Su vida a través de la mía, y Su vida se revela en mi cuerpo.

¡Cuando tienes un encuentro con El Resucitado, nunca serás igual!

 

 

Por: Åge M. Åleskjær

Senior Pastor of Oslo Kristne Senter, Norway.

Mas sobre Åge M. Åleskjær | Articulo por Åge M. Åleskjær