Cristo en ti

Por: Åge M. Åleskjær
De: September 2008
Encontrado en: Cristo en ti
Cristo es todo en todo. El mismo es todo lo que necesitas – y lo que el mundo necesita. Y El ya vive ¡en ti! Descubramos, entonces ¡el Cristo que habita en nosotros!

la revelación del Cristo 

¡El nuevo pacto está basado en la revelación del Cristo resucitado y glorificado! Aun aquellos que le han conocido conforme a la carne necesitan conocerle en una nueva manera. El ya no está aquí físicamente, y Pablo puntualiza en el hecho de que el que resucito es ahora nuestro enfoque.

1Corintios. 15:14 “que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras”

2 Corintios 5:16-17 “De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie según la carne. Aunque hemos conocido a Cristo según la carne, sin embargo, ahora ya no lo conocemos así.

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura (nueva creación) es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas.”

Juan 14:19 “Un poco más de tiempo y el mundo no Me verá más, pero ustedes Me verán; porque Yo vivo, ustedes también vivirán”

Esta es una enseñada centrada en Jesús, en que la clave de todo es estar en Cristo.

Todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento están presentes y escondidos en El. En El toda la Plenitud de la deidad habita corporalmente. Cristo es todo y es en todo. (Colosenses 2:2-3, 2:9-10, 3:3-4 y 3:11).

CRISTO - El poder y la sabiduría de Dios

Predicamos a Cristo; él es el poder y la sabiduría de Dios. En El, todas las promesas de Dios son sí, y amen, y Cristo es nuestra vida. Nosotros estamos en El y El está en nosotros. (2 Corintios 1:19-20 y Juan 15:4-5)

1Corintios 1:30-31 “Pero por obra Suya están ustedes en Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, santificación y redención,  para que, tal como está escrito:
“EL QUE SE GLORIA, QUE SE GLORIE EN EL SEÑOR.”

La revelación de que “Cristo es el misterio de Dios” es una parte principal del mensaje revelado a
Pablo. (2 Corintios 2:2-3). ¡Las palabras clave “En El” aparecen en las cartas de Pablo varios cientos de veces! Esto es porque el secreto del evangelio está escondido en esta gran verdad.

EL conocido articulo de A.B. Simpson “Cristo es el misterio de Dios”  es simplemente fantástico. Cuando el descubrió a Cristo, ¡todo fue transformado y cambiado!!  http://www.GlobalGraceNetwork.com/absimpson

La revelación de Cristo en nosotros

La verdad acerca de “Cristo en nosotros” es una gran verdad del evangelio. Cuando a Pablo le fue dada la responsabilidad de explicar la palabra de Dios, y de revelar el misterio que había estado oculto por generaciones y épocas:  “el misterio de Dios que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos.  A éstos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.  A él anunciamos nosotros, amonestando a todo hombre y enseñando a todo hombre con toda sabiduría, a fin de que presentemos a todo hombre, perfecto en Cristo Jesús.”.  (Colosenses 1:26-28)

Cuando descubrimos que Cristo en nosotros es la clave, descubrimos también “nuestro nuevo yo”. Porque “mi yo” ha sido crucificado con Cristo y ya no vive más, y la vida que ahora vivimos es una vida en la que “Cristo esta en nosotros”.

Algunos batallan para captar este mensaje. Piensan: “¿Pero qué sucede con mis talentos y mis dones, mi potencial y lo que Dios ha puesto en mi?” “¿nunca será descubierto?”

Aquí está la respuesta: Te conviertes en parte de un cuerpo; te conviertes en un miembro del cuerpo Cristo. Ya no se trata más de ti, pero se trata de Él.  Por esta razón,  el te ha dado algo que se manifestara cuando te unas a Él. Tu nuevo yo, “Cristo en ti”, tiene por supuesto todas tus habilidades, dones, talentos y creatividad. Pero toda la gloria y el honor le corresponden a Él quien obra en nosotros. Cuando las escarchas de nieve caen, cada una de ellas es hermosa, radiante y única. ¡Ninguna es igual a otra!  Sin embargo, su misión no se puede cumplir mientras van cayendo, aunque sean tan hermosas. Pero sucede que cuando la nieve esta tendida en el suelo como una linda alfombra, cada escarcha esta donde debe estar. ¡Estar “Escondidos con Cristo en Dios”  es estar en un lugar glorioso!

La gloria de Dios brilla a través de nosotros

Cuando tenemos a Cristo en nosotros, la luz brilla en nuestro corazón. ¡El mismo es la luz! Entonces la gloria de Dios, que está en el rostro de Jesucristo, brilla a través de nosotros.  Este es el método que usa Dios para alumbrar la mente de quienes no creen, ya que el dios de este siglo a cegado sus mentes.

Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros.

Por Cristo en nosotros, la vida de Jesús puede también ser revelada a través de nuestros cuerpos mortales.  ¡Hay sanidad en Cristo!

En otros tiempos El era Emmanuel, “Dios con nosotros”. El estuvo con nosotros y vivió entre nosotros. Sin embargo, cuando vino el nuevo pacto ¡El vino a vivir dentro de nosotros!
En aquel día vosotros conoceréis que yo soy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.  (Juan 14:20)

“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como la rama no puede llevar fruto por sí sola, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.  (Juan 15:4)

¡Esta es la clave! ¡El vive en nosotros y se mueve en nosotros, Cristo, quien sabe cómo vivir la vida cristiana! Sin El no podemos hacer nada, ¡pero en El podemos hacerlo todo! Su presencia en nosotros hace la gran diferencia. ¡Este es el misterio del Evangelio!

¡Esta es la clave! ¡El vive e nosotros y se mueve en nosotros, Cristo, sabe bien cómo vivir la vida cristiana!

Nuestra propia vida esta escondida en Cristo y ya no cuenta. ¡Cristo ha llegado a ser nuestra vida!

Un testimonio de “Cristo en nosotros”

Ray Mc Cauley es Pastor de una iglesia enorme en Sur África. 
Un día, mientras el ordenaba a un espíritu maligno que dejara a una persona, el espíritu maligno se negó a hacerlo y dijo: “Soy del tipo de espíritus que no sale si no es con oración y ayuno, y tú no has ayunado, así que no me iré” . Esta es la estrategia típica del diablo, tratando de robar nuestra fe moviendo el enfoque hacia nosotros mismos. Sin embargo, Jesús le dio sabiduría al pastor y le respondió: “Si, he ayunado,  porque Jesús en mi ha ayunado 40 días y 40 noches, y en su nombre te tienes que ir”. Y por supuesto, es exactamente lo que pasó.

Así que no veamos hacia nosotros mismos, y convenzámonos que no es nuestra justicia, nuestro esfuerzo, nuestro propio amor ni nuestra propia fe, lo cual no es suficiente.

Nuestra vida está escondida en Cristo y ya no cuenta. ¡Cristo se ha convertido en nuestra vida! (Colosenses 3:3-4, Gálatas 2:20) Esto significa que no es nuestra propia fe la que cuenta, pero la Fe de Jesús en nosotros. No es nuestra propia justicia la que cuenta, pero la justicia de Jesús dada a nosotros y el mismo ha sido nuestra rectitud.

El mismo es nuestra justicia, nuestra paz, nuestro gozo, nuestra sabiduría, nuestra fuerza, amor, esperanza, fe, habilidad, luz y vida. El es nuestro sanador y el mismo es nuestra sanidad. ¡Él es todo lo que siempre vamos a necesitar!

 

Por: Åge M. Åleskjær

Former Senior Pastor at Oslo Christian Center, now spending most of his time ministering all over Norway and internationally.

Mas sobre Åge M. Åleskjær | Articulo por Åge M. Åleskjær