Obedeciendo las Buenas Nuevas

Por: Scott McIntyre
De: January 2010
Encontrado en: El evangelio de la Gracia
Pablo exhorta la desobediencia. Pero ¿Qué significa obedecer a Dios? ¡Veamos de nuevo las Buenas Nuevas de la obediencia!

El tema de la obediencia ha sido predicado muchas veces durante años. Desde fuego y azufre como el pago de la desobediencia, a promesas de gran recompensa para los que si obedecen, predicadores han proclamado sus puntos de vista acerca de la obediencia a la Palabra de Dios.

¿Sera importante obedecer la Palabra de Dios? Claro que sí, es importante. ¿Pero qué palabra de Dios es la que debemos de obedecer?

La desobediencia de Israel

En hebreos capitulo 3, podemos leer una reflexión sobre la historia de Israel que primero llego a ser registrado en el Libro de Números caps. 13 y 14. Durante el tiempo de Moisés, Dios le dijo a Israel que El mismo iba a capacitarlos para poder entrar a la Tierra Prometida al darles la victoria sobre las naciones que se opusieran. Sin embargo, el pueblo después de haber escuchado un reporte aterrador de la fuerza de las otras naciones, rehusó entrar a la tierra. A pesar de las promesas de Dios y su fuerza ilimitada, el pueblo de Israel no quisieron confiar en Su Palabra Veremos los resultados de la falta de confianza de Israel:

”¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad… (Hebreos 3:18-19)

Dios iguala a la incredulidad con la desobediencia

Lo primero que necesitamos entender, es que Dios iguala a la incredulidad con la desobediencia. Para Israel, no confiar en las promesas de Dios y su poder, era desobediencia.

Ahora, ¿Que de nosotros? La predicación común sobre la desobediencia se trata de los mandamientos que el predicador piensa que la gente no guarda. Pero en la luz de que Dios iguala a la fe con la obediencia, nuestras acciones no son las primeras que deben de ser ajustadas.

, nuestras acciones no son las primeras que deben de ser ajustadas.

¿Dónde empieza entonces la obediencia? Realmente empieza donde todo empieza en nuestra relación con Dios – ¡en EL EVANGELIO!

Creer es obedecer

Unos de los primeros mensajes registrados del ministerio de Jesus se encuentra en Marco 1:15 El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. Ahora regresando a la carta a los Hebreos, nos dimos cuenta que a causa de la incredulidad, Israel no entro a la Tierra Prometida y el descanso de sus enemigos que les había prometido Dios. Vemos que en el mismo contexto Dios sigue diciendo que todavía le queda un descanso disponible para el pueblo, y nosotros quehemos creído entramos a este descanso (Hebreos 4:3)

Cuando creemos en el Evangelio, obedecemos a Dios.

¿Creer en qué? El Evangelio de Jesucristo. La verdad es que somos exhortados a Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.  (Hebreos 4:11). Si la incredulidad de Israel fue llamada desobediencia, entonces su fe se hubiera llamado obediencia. Lo mismo es cierto para ti y para mi ahora. Cuando creemos en el Evangelio, somos obedientes a Dios. El no creer en el Evangelio es desobediencia de la misma manera que lo mostro Israel.

Obedeciendo la Verdad del Evangelio

Fíjate en los Gálatas cuando Pablo les escribió par a ver un asunto grave. Habían recibido el Evangelio, habían recibido la libertad en Cristo y realmente “andaban bien” (Gálatas 5:7ª). Pero algo había sucedido – habían sido influenciados por la religiosidad. Habían sido “embrujados” al mezclar a Jesus (la gracia) con obras humanas (legalismo). ¿Qué dijo Pablo al respeto? ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? (Gálatas 5:7b) Si los gálatas no obedecían, entonces desobedecían. ¿Pero en que estaban desobedeciendo?  La Verdad del Evangelio. Pablo no les escribió sobre algún mandamiento que habían roto o sobre alguna tradición que no habían guardado. El les escribió sobre el estar “firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres” (Gálatas 5:1). Para los gálatas y para nosotros hoy en día, el obedecer a Dios fue y sigue siendo el creer en el Evangelio. Cristo ha quitado nuestro pecado; El mismo es nuestra justicia. El vive en nosotros y somos unos con El. ¡Obedece a Dios! ¿Cómo? Al tratar de cumplir con una lista de reglamentos? No. Al creer el Evangelio de la Gracia de Dios.

confiando solamente en el Evangelio del Señor Jesus y reconocer Su presencia en nosotros nunca nos llevara a pecar.

Ahora, lo que acaba de compartir contigo hace que algunas personas se ponen nerviosas. Por eso quiero compartirte este pensamiento; el confiar solamente en el Evangelio de Jesucristo y el reconocer Su presencia en nosotros, nunca nos llevara a querer pecar. Al contrario, lo más que contemplamos a Jesus, mas reseptibles seremos a Él durante cada momento y cada día. Jesus siempre nos guiara por el Camino correcto.

Veamos el tema del perdón como un ejemplo: La mayoría de los cristianos en el mundo hoy en día están de acuerdo en que es importante perdonar a los que nos han lastimado de alguna manera. Yo estoy muy de acuerdo con esa creencia. La verdad es que la falta de perdón es igual de destructiva a la persona que no quiere perdonar como al la persona que no es perdonada. Perdonar a otros es definitivamente algo importante en nuestras vidas. El Evangelio es nuestra fuente de ayuda cuando necesitamos perdonar: …como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros(Colosenses 3:12-13). ¿Qué nos ayuda a perdonar a otros? El creer (obedecer) las Buenas Nuevas que Dios en Cristo nos ha perdonado.

Podemos aplicar esta misma verdad a cada área de nuestra vida. El Evangelio declara que somos justos en Cristo Jesus (2 Corintios 5:21, Romanos 5:17).  Por eso puedes confiar que en Jesus tu relación con Dios es perfecta y completa. Nada de lo que tú puedas hacer hará que Dios te deje de amar. Tampoco hay nada que tienes que hacer para mejorar tu relación con El. El ya te ama. El siempre esta presente en tu vida. El mismo arreglo la relación entre tu y el.  Relájate y disfrute la comunión con el Señor Jesus.

El Evangelio nos enseña que por las llagas de Jesus hemos sido sanados (1 Pedro 2:24). Por eso puedes vivir como una persona sana y completa.

El Evangelio declara que Dios a través de Jesus ha reconciliado al mundo consigo mismo y no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados (2 Corintios 5:19). Por eso no tenemos razón de criticar a las personas que todavía no conocen al Señor. Al contrario, somos embajadores de Dios con una invitación de Buenas Nuevas para cada persona que nos rodea.

Jesus siempre nos guiara en el Camino correcto y el nos capacita para vivir así.

¿Es importante entonces, el obedecer a Dios? ¡Absolutamente! ¡Por eso creemos en el Evangelio!

 

 

Por: Scott McIntyre

Founder of Front & Center Ministries
Ontario, Canada
http://www.front-and-center.ca

Mas sobre Scott McIntyre | Articulo por Scott McIntyre