Gracia Para Todos

Por: Peter Youngren
De: March 2010
Encontrado en: El evangelio de la Gracia
En todas partes se busca agradar a una deidad. ¿Sera lo mismo en el cristianismo?
¿Hay que agradar a Dios para alcanzar su favor? Veamos la diferencia entre religión y evangelio.

La mayoría del mundo, sin saber esto, esta clamando por gracia. Una imagen común que existe de Dios, es presentarlo como una deidad omnipotente, inalcanzable e indiferente hacia el sufrimiento humano, quien necesita ser constantemente complacido. Se cree que ese tipo de dioses existen en otras esferas del mundo, completamente separados de nosotros, lo cual mantiene preocupado al hombre quien de acuerdo a sus limitaciones humanas no puede acercarse a Dios, a menos que haga algo para ganar favor con esa deidad.     

Agradando a Dios

Por el hecho de agradar a personas que nos rodean, existe también una necesidad de agradar al Dios poderoso. El concepto de una deidad enojada es algo que ha heredado la religión. De hecho sin ello seria difícil que la religión pudiera sobrevivir. La historia del evangelio sostiene algo totalmente contrastante a lo que exigen todos los dioses que los humanos se han imaginado. El Dios de gracia no es alguien que quita, sino alguien que da, no existe ni siquiera un rasgo mínimo de egoísmo en El. Cualquier concepto de que el es intocable es una total mentira para el evangelio. El Dios que amo al mundo de tal manera hasta dar a su único hijo por el bien de la humanidad, esta decidido a bendecirnos con una vida abundante sin ninguna separación entre lo mortal y lo divino. En lo que respecta el evangelio, ¿porque alguien tendría que preocuparse en tratar de agradar a un Dios enojado?     

En lo que respecta el evangelio, ¿Por qué alguien tendría que preocuparse en tratar de agradar a un Dios enojado

La respuesta siempre encierra alguna deficiencia humana, que nos hará sentir que no alcanzamos las expectativas que nosotros mismos nos hemos puesto. Un musulmán devoto se siente culpable cuando participa del ramadán, ayunando todo un mes, tratando de dar lo mejor de el, aunque come lo que puede mientras sea de noche para ayunar de día. Por lo que Ala esta molesto. 

El Budista se siente culpable por no meditar correctamente, o por no estar dispuesto cuando el Monge viene por la colecta. El Hinduista se preocupa por saber que los dioses nos están siendo agrados porque los que les adoran y les alaban tarde o temprano abandonan el templo. Esta realmente acarreando para si castigo de los dioses?     

El Cristiano es amedrentado por fallarle a Dios, hasta hacerlo sentir que sus pecados secretos hacen que sus oraciones no son contestadas. Trata de arrepentirse y hasta pide oración de algún pastor bien conocido. Sin embargo la tentación esta ahí, Dios no puede ser agradado. 

Existen muchas maneras de buscar un sentimiento o pretensión de estar bien. Y actuando como si ya todo estuviera arreglado, puesto que si otros piensan que estas bien, entonces esto será así, pero mientras los que te rodean te desaprueban, también nos hará sentir culpables. Así es que hay que poner una buena cara, y hablar el lenguaje cristiano - ¡Si Señor!, ¡Amen!, ¡Aleluya! ¡Todo esta bien! También existe otra culpa que surge por la constante actividad religiosa en busca de un remedio para todo esto. Confesar los pecados y arrepentirse diariamente o preferiblemente varias veces al día, con el afán de buscar en el corazón constantes trasgresiones escondidas, para tratar de echarlas fuera y prometerle a Dios que nunca más se repetirá.         

Todo esto mencionado anteriormente se puede describir con una sola palabra de tres letras - LEY.

Treinta y seis libros y medio del antiguo testamento se escribieron durante el periodo de la ley. La única excepción es Job, Génesis y la mitad d Éxodo. ¿Por que la biblia le da tanta atención a la Ley y al legalismo? ¿Sera porque el humano es tentados a hacer esfuerzos personales basados en la religión y el legalismo en lugar de aprovechar la gracia? La religión legalista, no es algo único de los judíos; sino la esencia de todas las religiones.     

El negocio moderno de la religión

De hecho, el modelo correcto para el negocio de la religión descansa en dos conceptos, expone una deidad descontenta y una conciencia culpable.

De hecho, el modelo correcto para el negocio de la religión descansa en dos conceptos, expone una deidad descontenta y una conciencia culpable. Cualquier rabí, pastor, mullah, predicador o Monge, da valor a su sal cuando refuerza la idea de que existe una deidad desagradada lo cual hace que el hombre tenga una consciencia llena de culpa. De esa manera la gente se mantiene conectada a la religión. Claro que Jesus ya hizo pedazos ese modelo de negocio religioso en la cruz del calvario, con un sacrificio que fue suficiente para quitar todo el coraje y desagrado de Dios eternamente, al poner los pecados del hombre fuera de su vida por medio de el mismo.   

Religión literalmente quiere decir “vendar”  te venda a un sistema que presenta la condenación hacia ti mismo y hacia el mundo que te rodea. Para esos que son más débiles en sus emociones, esto los lleva a una vida de odio a sí mismos que nunca los hace sentir lo suficiente buenos. Los pensamientos que llenan la mente son: ¡Si yo pudiera! ¡Si yo tuviera! ¡Si yo tratara más duro! Al mismo tiempo esos con un temperamento más fuerte, mientras saben su propia inconsistencia y fallas, de todas maneras se ven a sí mismos más fuertes que los demás. Sin importar que tantas fallas tengan ellos mismos, ellos se animan con la idea de que ellos no son tan pecadores como los demás. La lógica puede sonar algo así; Yo no soy lo que debería de ser, pero gracias a Dios no soy como fulano o mengano, porque ninguno de ellos está intentando mejorar tan duro como yo lo hago, nadie está comprometido en mejorar.         

La religión tarde o temprano llevara a cualquier persona a renegar de Dios

La religión tarde o temprano llevara a cualquier persona a renegar de Dios. “No puedo entender porque Dios no contesta mis oraciones”, “Ya he hecho todo lo que se necesita al respecto”, “Me he arrepentido, he ayunado, voy a la iglesia”, “No entiendo”.

El propósito de la ley es hacernos estar sedientos por algo mejor. Pero solo cuando llegamos al final de nuestra propia habilidad, ya cansados, frustrados, y acabados por tanto intento fallido, es ahí cuando se esta listo para recibir gracia.   

Esto es una invitación para el mundo. Todo aquel que este cansado de tanto intento fallido: Hinduistas, Musulmanes, Budistas y Cristianos de todo tipo – Existe una mejor manera, Dios nuestro creador, quien ha dado su favor inmerecido para todos nosotros. Así es, podemos tener todo lo que es de Dios completamente gratis. ¿Por qué? Porque Jesús ya ha pagado por ello. Y no necesita mas pago en lo absoluto.   

?Quien le esta dando a quien?

La salvación no llega porque le dimos a Dios nuestra vida

Todo aquel que recibe el regalo de la gracia de Dios, nota dramáticamente un cambio en lo que quiere decir salvación. Salvación no quiere decir que le dimos a Dios nuestra vida, Sino es algo mejor que eso-Es Cristo Jesús quien dio su vida por nosotrosEs sorprendente como el hombre hasta el asunto de la salvación lo ha transformado en legalismo: “Yo hice la oración de Fe”, “Yo ya le di mi vida a Dios”, etc. Dios no quiere tu vida, ¿puesto que podría hacer el con ella? El milagro es que la vida de Cristo viene a nosotros cuando lo aceptamos, y a partir de ahí el vive en nosotros. Su santidad, justicia, vida nueva, totalmente una nueva manera de vivir , Lee las siguientes escrituras: 

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios – sabiduría, justificación, santificación y redención (1Corintios 1:30). 

Tu santidad, tu justicia, y tu vida nueva dependen totalmente de la vida de Cristo a través de la nuestra

“Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”. (Colosenses 3:3).

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. (Gálatas 2:20).

Cristo viviendo en nosotros

Cristo es ahora nuestra vida. Claro que todavía estamos en la carne, pero escondidos en El, favorecidos por Dios, y llenos de su energía por su fe en nosotros.

¿Como es que sucedió esto?
Por gracia

Inmerecida; Simplemente así es; tu no mereces las bondades de Dios, y nunca pudieras merecerlas. La única manera de recibirlas es por medio del regalo de la gracia de Dios.

No ganada; No hay nada en nosotros que pudiera obligar a Dios a que nos bendiga. ¿Qué pareciera ser merito para nosotros? “Trabajar duro para El”, “Tener buenas intensiones”, “Ser dedicado”, nada podrá ganar el favor de Dios. 

No recompensada: Ya escuchaste, “Nada es gratis”, Hay mucha verdad en ello, excepto cuando viene de Dios, porque con Dios todo es gratis, desde que Jesús realizo un sacrificio con el que pago por todo.   

Esta es la palabra de reconciliación. En cuanto la crees, ya nunca serás el mismo. Veamos como afecto eso a Pablo: 
“De ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús,
para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. (Hechos 20:24)

Por: Peter Youngren

As founder of World Impact Ministries, Celebration Bible College, Way of Peace and the Celebration Churches in Toronto, Hamilton and Niagara, Canada, Peter is committed to equipping believers to fulfill their purpose before the return of Jesus Christ.

Mas sobre Peter Youngren | Articulo por Peter Youngren