Paz y Buena voluntad de Dios

Por: Peter Youngren
De: December 2008
Encontrado en: El evangelio de la Gracia
La palabra “Paz y Buena voluntad de Dios” están familiarizadas con todo aquel que conoce la historia Cristiana. En este articulo Peter Youngren se profundiza en el significado de estas palabras.

Te has preguntado en alguna ocasión sobre el significado angelical en Belén. “¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (Lucas 2:14). ¿Qué es lo que paz y buena voluntad realmente Quiere Decir? Este verso puede ser uno de los versos bíblicos mas malinterpretados y malentendidos de la biblia.

Estarían los ángeles diciendo que a partir de ese momento, con la venida de Jesus el mundo viviría en paz? Si eso fuera cierto entonces la venida de Jesus se consideraría un fracaso, puesto que sabemos de innumerables guerras en los pasados 2000 años.

Estarían los ángeles clamando a Dios por paz a la gente de Buena voluntad solamente? De ser así entonces eso convertiría el evangelio en un evangelio de obras y auto-esfuerzo; dejándolo sin gracia después de todo. Calificaría alguien entonces? Quien ha demostrado tener suficiente buena voluntad como para merecer la paz de Dios? Acaso existe alguien entre nosotros que no tenga pecado? Que no fueron ya cerradas todas las bocas? Que acaso no se le demostró ya a toda persona estar contaminado de pecado? (Romanos 3:19) 

Pareciera una contradicción, cuando Jesus dice “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada” (Mateo 10:34). En la superficie de este texto pareciera que aquí existe un conflicto. A que vino Jesus a la tierra entonces, a traer paz? O espada? Por supuesto que si le pedimos a Dios que nos revele la verdad, fácilmente podemos encontrar la respuesta a nuestra pregunta.

La Guerra de Dios contra el pecado del hombre ya termino

Por supuesto, que Dios desea la paz entre la gente, pero este no fue primariamente el mensaje angelical en Lucas 2. La frase “paz y buena voluntad” expresa el Corazón de Dios y su deseo para con la gente. Dios entro en Guerra contra el pecado del hombre desde el jardín del Edén. Pero ahora esa Guerra ya termino! El problema principal del conflicto entre Dios y el hombre (pecado) ha sido ya removido por un Salvador.

Dios no se escondió de Adán – Adán se escondió de Dios

Dios siempre ha amado la gente, como lo demostró cuando Adán peco por primera vez. Dios no se escondió de Adán – Adán se escondió de Dio. Dios es siempre un gran pastor buscando por la oveja perdida. Algunas páginas más adelante en el libro de Génesis, nos encontramos con Caín, el primer asesino de la historia. Sin duda Dios pudiera haberle dado la espalda a este asesino. Pero contrariamente, Dios busco a Caín, y aunque él estaba diciéndole mentiras a la muerte de su hermano. Acaso le dio Dios la espalda a un asesino y mentiroso a la ves? No, Dios ama a los pecadores. El siempre lo ha hecho. Cuando Caín se dio cuenta que Dios sabía lo que había hecho entonces le pidió que lo protegiera. ¿Protegería Dios a un asesino? Sorprendentemente la respuesta es “Si”. Ya después de esto podemos leer lo siguiente “Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16). Nadie puede dejar lo que no tiene. Dios no dejo a Caín – Caín dejo a Dios. Una vez más podemos ver a un Dios amoroso por un mundo picador desde el principio.

En esto y en otras historias Dios muestra como que le “cierra el ojo” al pecado (Hechos 17:18), sabiendo que el pecado en si sería castigado en la cruz con Jesus tarde o temprano. Sin embargo siempre existió un tiempo de inseguridad entre el periodo de Adán a Moisés para la gente. De hecho Dios castigo el pecado de una civilización entera en los tiempos de Noé. A pesar de eso Dios continuamente proveía durante el antiguo testamento la oportunidad de que se ofrecieran sacrificios como ofrenda para remisión de los pecados de las personas. 

Durante el periodo de Moisés a Jesus, la ley tenía su efecto para la gente de Israel. La cual no fue dada para hacer santas a las personas, o para lograr que tuvieran un mejor estándar de vida. Más que todo, el propósito de la ley era para mostrar la santidad de Dios y la inhabilidad humana de lograr alcanzar esos estándares santos de Dios. La ley fue la preparación para la gracia. Durante ese periodo de 1400 años, conocido bíblicamente como el antiguo pacto, existía un ambiente de coraje y resentimiento. Ya que frecuentemente, los pecados eran castigados a como la gente de Israel transgredía los mandamientos de Dios.

Este gran escenario está relacionado al mensaje de los ángeles cuando dijeron “Paz y Buena voluntad para el hombre”. Cuando logramos entender la ley de Moisés y sus requisitos imposibles para cumplirla, es ahí cuando entendemos la bendición del Nuevo pacto de Paz. 

La guerra ya termino. La paz ya llego. Jesus seria quien nos salvaría del error, para presentarnos a Dios como un padre de abrazos y besos.


Cual fue el fundamento de esta paz? Que Jesucristo Arreglaría “de una vez y para siempre” el problema con el pecado. Dios haría con el pecado lo que el pecado merecía, y de hecho lo que Dios siempre había querido hacer con el – castigarlo. Dios descargo todo su coraje contra el pecado de la humanidad en Jesus. La Guerra ya termino. La paz ya llego. Jesus seria quien nos salvaría del error, para presentarnos a Dios como un padre de abrazos y besos. 

Porque? Dios cambia del Antiguo testamento al Nuevo testamento?

Acaso a cambiado Dios?

De ninguna manera! Dios siempre ha sido santo, justo, puro y listo para castigar el pecado. La única diferencia es que ahora el castigo ha sido ya realizado en Jesus, como el resultado del mensaje de paz y de la buena voluntad de Dios. En pocas palabras, tus pecados ya han sido pagados. No reduzcamos a Dios como alguien que se caracteriza como un Dios que no puede convivir con pecadores. Algunos han presentado a Dios como si fuera un Mafioso que acepta dinero sucio. Le “pagamos” con oraciones, con “dadivas”, con “asistir” a la iglesia, y con “buenas obras” para tenerlo contento. “Paz y buena voluntad” quiere decir que Dios no necesita ser satisfecho. El ya está satisfecho con el sacrificio que hizo Jesus en la Cruz. “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro” (1 Juan 3:3). Cuando tu realmente crees en la esperanza del evangelio, de que Cristo “una vez y para siempre” pago por tus pecados, lo cual te motiva a vivir puro. Dios no ignora el pecado, es por eso que pago por él en la cruz con Cristo, para así ponerlo fuera de nuestro camino.       

Si algo hizo Jesus con su muerte en la cruz fue sobre pagar el pecado de la humanidad.

Juan el Bautista retomo el mensaje de los ángeles sobre la Paz y la Buena voluntad de dios para el hombre. “Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados” (Isaías 40:2). Ningún síntoma de guerra existe entre Dios y e hombre puesto que el pecado a sido pagado doblemente. Esto es una expresión interesante que indica que nadie puede ni cuestionar si sus pecados fueron completamente pagados. Si algo hizo Jesus con su muerte en la cruz fue sobre pagar el pecado de la humanidad

Un pacto de paz

Isaías profetizo el mismo mensaje: “Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti” (Isaías 54:10). Las promesa de Dios sobre “paz y buena voluntad” es irrevocable. El mensaje de Isaías esta sincronizado con el de Juan el Bautista y con el de los ángeles. La llegada de Jesus al mundo a traído un pacto de paz, que es la buena voluntad de Dios para el hombre por siempre.

Isaías capitulo 53 describe una grafica detallada del precio que se pago por este pacto de paz. La sangre de Cristo fue la que hizo efectivo el pacto, “Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres” (Isaías 52:14). El sin merecerlo tomo todos nuestros pecados sobre él. Tomo en el toda la iniquidad humana.El juicio de nuestra paz cayó sobre el. El Señor descargo en Jesus todo el pecado del hombre y en el realizo el castigo que merecíamos, para que así todo aquel que en el crea pueda ser justo delante de Él.

Jesus sufrió toda injusticia, humillación y maltratado de tal forma que el hombre no puede imaginar. Todo su ser fue afectado – físicamente, mentalmente y emocionalmente. El nacimiento de Jesus fue la señal de la paz y la Buena voluntad de Dios para el hombre. Los 1400 años de la ley de Moisés para Israel estaban llegando a su fin. ”¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento” (Romanos 2:4). Ahora nuestra tarea es compartir el mensaje de la paz de Dios con el hombre. Para que el evangelio transforme millones de vidas al encontrar esta paz entre ellos.

Por: Peter Youngren

As founder of World Impact Ministries, Celebration Bible College, Way of Peace and the Celebration Churches in Toronto, Hamilton and Niagara, Canada, Peter is committed to equipping believers to fulfill their purpose before the return of Jesus Christ.

Mas sobre Peter Youngren | Articulo por Peter Youngren