Tema: El Ministerio del Nuevo Pacto

Por: Mary Felde
De: June 2009
Encontrado en: El antiguo pacto vs el nuevo pacto

Textes:  Juan 3;17, 2 Corintios 3:4-11, Romanos 7:6

Introducción

Es de gran importancia que nosotros como ministros del Nuevo Pacto, sepamos en qué consiste nuestro ministerio. No tenemos el ministerio de Moisés ni el del Pacto Antiguo, sino el ministerio de Jesus y del Nuevo Pacto  

Veamos más de cerca este asunto:

A.    Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo sino para que el mundo sea salvo por El (Juan 3:17).

1. Muchas veces podemos ver que Jesus tenía la razón de condenar al mundo – ¡Puesto que este tiene muchas fallas! Pero él sabía que su ministerio no era condenarlo sino salvarlo.

Ejemplos:
- Lucas 19:1-10. La gente estaba condenando al deshonesto recolector de impuestos, Zaqueo, y él ni se esforzaba para hacer un cambio en su vida. Sin embargo cuando el se encontró con Jesus y su incondicional amor y favor, esto trajo un cambio real en su vida – no trajo una modificación de comportamiento, sino una transformación real de Corazón.
- Juan 4:7-30. La mujer Samaritana tampoco se encontró con una palabra condenadora, sino con una palabra de conocimiento, amor y respeto cuando estuvo con Jesus. Como resultado de eso ella y muchos más fueron salvos.
- Juan 8:3-11. La mujer sorprendida en adulterio fue condenada con la ley de Moisés, pero Jesus no la condeno. Anteriormente ella se había encontrado con la Ley, pero ese día ella se encontró con la gracia.


2. Jesus no vino a condenar a los pecadores, sino a solucionarles el problema de pecado que ellos tenían, pagando el mismo la máxima pena que existía por este. Después de eso el se metió a vivir dentro de nosotros mismos – para que su vida pudiera formarse en la nuestra.

Ejemplo:
- La ley es como un espejo. Nos revela lo que está mal en nosotros, pero no tiene brazos para estirarlos y arreglar nuestro cabello. Sin embargo, cuando nacemos de Nuevo recibimos una nueva vida dentro de nosotros. (Ezequiel 36; 26-27.)

B. Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo sino para que el mundo fuera salvo por El. (Juan 17:18 y 2 Corintios 5:18-21)

1. Nosotros somos embajadores de Cristo – Así el puede continuar su ministerio atraves de nosotros mismos - no condenando a nadie sino salvándolo.

2. Dios no resalta el pecado de las personas, y tampoco nosotros debemos de hacerlo.
La biblia con versión amplificada dice en 2 Corintios 5 que: Dios reconcilio al mundo sin tomarles en cuenta sus pecados.

3. Nosotros no tenemos el ministerio de condenación sino el ministerio de reconciliación.

C. El ministerio del Antiguo Pacto vs El ministerio del Nuevo Pacto (2 Corintios 3:4-13 y Romanos 7:6)

1. Estudiemos cuidadosamente los versículos que hablan de los diferentes ministerios. Checa cual ministerio trae mejores resultados y es más glorioso.

El Antiguo Pacto

El Nuevo Pacto

La letraEl Espíritu
La letra mataEl Espíritu da vida
El ministerio de muerteEl ministerio del Espíritu
Fue gloriosoFue mucho más glorioso
El ministerio de condenaciónEl ministerio de reconciliación
Tuvo gloriaSobrepasa con mucho a toda otra gloria
Fue substituidoEs permanente
Fue gloriosoEs mucho más glorioso

2. Pero ahora hemos quedado libres de la ley, habiendo muerto a lo que nos ataba, de modo que sirvamos en la novedad del Espíritu y no en el arcaísmo de la letra. (Romanos 7:6)

Ejemplo del ministerio basado en lo antiguo de la letra cuya tarea fue traer condenación a las personas:
“Si tu tuvieras mas fe, Dios pudiera hacer mas Milagros aquí. Pero tu problema es que eres como los de Nazaret, simplemente no tienes suficiente Fe.”

Para ministrar enlo Nuevo del espíritutenemos que predicar las buenas noticias sobre lo que Jesus y su gracia ha hecho por nosotros y que esta a nuestra disposición! Jesus es nuestra reconciliación y vive en nosotros. EL es ahora nuestra fe. Así es que ya no tenemos que producir fe propia, sino solo tenemos que verlo a El porque El es nuestra Fe.  

Conclusion:

   
SON MUCHO MAS GLORIOSOS los frutos del ministerio del Nuevo Pacto! No mezclemos el ministerio del Antiguo con el ministerio del Nuevo pacto, mejor seamos 100% ministros del Nuevo Pacto para que veamos sus gloriosos frutos en nosotros mismos.

 

 

Por: Mary Felde

Mary Felde is a missionary and worldwide speaker of the Word of God. She has thought in churches, seminars, conferences, and Bible schools on four continents.

Mas sobre Mary Felde | Articulo por Mary Felde