El neuvo pacto

Por: Åge M. Åleskjær
De: October 2008
Encontrado en: El antiguo pacto vs el nuevo pacto
Todo es nuevo, diferente y mejor en el nuevo pacto.

Es importante enfocarnos en la verdad de que ahora estamos viviendo en un nuevo pacto, somos ahora una nueva creación y tenemos ahora un nuevo mandamiento.

El nuevo mandamiento tiene establecidas nuevas promesas! Ahora tenemos un mejor sumo sacerdote y un mejor tabernáculo y “El ha obtenido para nosotros un nuevo ministerio también y El es el mediador de un mejor pacto con mejores promesas” (Hebreos 8:6)

El antiguo pacto estaba lleno de muy buenas promesas sobre sanidad, salud, larga vida, prosperidad financiera y victoria sobre los enemigos. Existían promesas de Dios con relación a su protección por nosotros,  sus ángeles asegurando el cumplimiento de dichas promesas y haciendo un trabajo de contestar las oraciones de los sacerdotes. (Ejemplos; Éxodo 15:26, Éxodo 23:25-26, Deuteronomio 7:14-15, Salmo 91, Deuteronomio 8 y Malaquías 3:10)

Todas estas promesas son ahora sí y amen en Cristo Jesús! (2 Corintios 1.19-20)

La gran diferencia entre un pacto y otro es esto; Ahora Dios ha honrado las promesas - todas son si en El. Ahora estas son más que promesas, son una realidad! Todo lo que estaba prometido esta ya dado en Cristo Jesus. (Efesios 1:3) Ya no tenemos que esperar - el tiempo aceptable esta ya aquí. Es ahora! (2 Corintios 6:2)

Ahora no solamente tenemos promesas sobre sanidad. Sino que por sus llagas fuimos nosotros ya sanados. Ahora no solamente tenemos promesas sobre ser bendecidos. Sino que hemos sido ya bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales, también ya somos ahora ricos porque él se ha hecho pobre. (Efesios 1:3, 2 Corintios 8:9)

Nosotros no tenemos solamente promesas sobre victoria, sino que estamos sentados junto con él en el trono celestial fuera de todo alcance, principado, dominio y potestad del enemigo. El que está ahora en nosotros es más grande y poderosos que el que está en el mundo.

El Siginificado de la Sangre

Hemos ya entendido el significado de la sangre de Cristo. La razón por la que un camino abierto a Dios no existía en el antiguo pacto es porque era imposible que la sangre de toros, cabras y corderos quitara el pecado del hombre. Pero El ha ya entrado en el lugar más santo con su propia sangre para limpiar todo pecado de una vez y para siempre! “Ofreciéndose como ofrenda ha hecho perfecto para siempre a los santificados” (Hebreos 10:4) 

Cuando Jesus dice, “Porque esta es mi sangre de un nuevo Pacto” (Mateo 26:28), el estaba hablando precisamente de este nuevo pacto. Porque el testamento no podía hacerse valido sino hasta después que el fuera al calvario, porque la sangre es la que testifica la muerte del testador.

“Un testamento no es válido sino hasta que el hombre muere” ya que este no tiene poder alguno mientras que el testador esta todavía con vida” (Hebreos 9:17). Es por eso que la sangre tiene que probar la muerte para que el testamento se haga efectivo.

La sangre es el fundamento del nuevo pacto. La resurrección es el nuevo nacimiento del hombre que marca el inicio de una nueva vida, lo cual viene como resultado de aceptar la sangre de Cristo como el sacrificio perfecto. Hebreos 13:20 dice así; “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,,,,,” 

La resurrección tomo lugar por la sangre de Cristo! Cuando la sangre de un cordero perfecto fue derramada, el requisito para la justicia de Dios por el pecado del hombre fue cumplido. Entonces es cuando la resurrección tomo lugar pasando de muerte a vida. Es por eso que la justicia no tomo lugar sino hasta que Jesus resucito. “ El fue muerto por causa de nuestras ofensas y resucitado por causa de nuestra justificación ” (Romanos 4:25)
“ ¡Si Cristo no hubiera resucitado nuestra fe no fuera valida y todavía estuviéramos en pecado! ” (1 Corintios 5:17) Pero ahora Cristo ya ha resucitado!

Todas las cosas son ahora Nuevas y Diferentes


La carta entera a los hebreos habla sobre la diferencia entre el antiguo y el nuevo pacto. En el capitulo 8 la biblia nos enseña que el nuevo pacto es diferente del antiguo pacto, porque ahí dice que las cosas ahora ya no son de acuerdo a lo viejo. Sino que el nuevo pacto es mejor que ha remplazado al antiguo pacto. El antiguo pacto contiene 10 mandamientos, el nuevo pacto esta escrito en el corazón. En el antiguo pacto eran solo los profetas quienes sabían acerca de Dios, en el nuevo pacto “Todos pueden conocer a El”

En el antiguo pacto existía un constante recordatorio de pecado, en el nuevo pacto el Señor muestra su misericordia, por medio de la cual todos los pecados, fallas y deudas del hombre no serian recordados jamás. Porque ahora somos limpios “de una ves y para siempre”, “ya no tenemos una conciencia de pecado” (Hebreos 10:1-2)

En el antiguo pacto el sumo sacerdote necesitaba ser remplazado por otro sumo sacerdote después de su muerte. En el antiguo pacto eran sacerdotes humanos quienes se encargaban de conectarse con Dios dentro de un tabernáculo hecho con manos de hombres.

En el nuevo pacto tenemos un sumo sacerdote quien sirve en el orden de Melquisedec, quien vive por siempre. El es un ministro del santuario en el verdadero tabernáculo, quien es Dios mismo. Ahora aquí en la tierra todo creyente es sacerdote y rey delante de Dios. Nosotros los creyentes somos ahora el templo del espíritu de Dios y junto con todos los santos construimos su iglesia, creciendo juntos en el santo nombre de nuestro señor Jesucristo.

Ya no son los profetas los que nos dirigen en el nuevo pacto, sino que ahora es el espíritu de Dios quien guía a todos los hijos de Dios. (Romanos 8:14-16)

Ya no hay edificios santos ni rituales santos

En el nuevo pacto ya no existen edificios santos, ahora nosotros somos el templo del espíritu Dios. (Hebreos 3:6) Dios ya no vive en edificios hecho con manos de hombres. Todo sistema de liturgia para el culto, sacerdotes santos, lugares santos, altares ungidos, aguas benditas, días santos, todo pertenece al antiguo y no al nuevo pacto. El nuevo pacto comenzó con la redención en el calvario, cuando Jesús fue ofrendado como el cordero pascual. Fue ahí cuando se le puso un final al antiguo pacto.

Cuando algunos creyentes se refieren a Jesús como quien limpio el templo en su defensa para hacer de este un lugar santo, ellos no han entendido lo que realmente pasó cuando El gritó en la cruz! “Todo esta terminado”; Fue ahí cuando el velo del templo fue roto en su totalidad desde arriba hasta abajo. Dios se movió de vivir en edificios de piedra al corazón de su gente, para ser construidos juntos en una relación íntima con Dios en espíritu. (Efesios 2:20-22) Es por eso que ahora el templo dedicado para Dios somos nosotros. Podemos literalmente decir que nuestro cuerpo es el templo del espíritu de Dios (1 Corintios 6:19) O sea que Dios “ya se cambio de casa!”.

Para los cristianos que viven bajo el nuevo pacto es importante que entiendan que los festivales santos pertenecen al antiguo pacto. Los festivales santos ya fueron cumplidos! Fue el catolicismo quien animo a la gente a regresar a la celebración de ciertos días, e introdujo alabanza a la virgen María. Cuando Dios salvo a los israelitas de la muerte de sus primogénitos en Egipto, fue una imagen de lo que seria la redención cuando Jesús viniera al mundo a salvarnos, al ofrecerse el mismo en sacrificio de una ves y para siempre por todos nosotros. Es por eso que Jesús ya no tuvo que venir al mundo a morir cada año.

No malinterpretemos las cosas; Podemos celebrar Navidad, Semana Santa y hasta el Pentecostés una vez al año. Pero porque mejor no lo celebramos todo el año - Dios es un Dios reconciliador! Por eso podemos ser nosotros también reconciliadores a todo momento. El espíritu de Dios esta aquí! Por eso estas fiestas pueden hacerse más reales en nosotros que un día al año solamente, como lo marca el calendario. Estas conclusiones son ahora las verdades espirituales que vivimos en el nuevo pacto.

La Nueva Creacion

En el nuevo pacto es la nueva creación la que cuenta. La nueva creación es fe y amor. Ya no tiene nada que ver los mandamientos y las ordenanzas. Leamos Colosenses 2:16-23; “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal, y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.
Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?  Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.” 

Lo que el apóstol Pablo esta diciendo aquí es que cuando alguien es religioso es fácil que sea carnal. El dice que va a ser gratificante para la carne hacerse religiosa y establecer que ciertas cosas son prohibidas, y algunas cosas son buenas - no tocar, no probar, no soportar, guardar el sábado, celebrar los festivales santos, etc.. Cuando el cristiano ya esta libre de todas estas cosas porque ahora vivimos bajo el nuevo pacto.

Exortar con la nueva creacion es un buen argumento

El apóstol Pablo hizo muchas exhortaciones a los creyentes, tanto de conducta de vida como de alabanza. El fue radical en contra de la práctica del pecado entre los cristianos, diciéndoles que ni deberían de comer junto con aquellos que persisten en la práctica del pecado. Sin embargo a todo momento Pablo en sus pláticas se refiere a la nueva creación. ¡Somos el templo del espíritu de Dios! Es por eso que no debemos de mentir o robar, etc.. Es solamente por el poder de la nueva creación que podemos vivir vidas santas. Efesios 4:24, Colosenses 3:10-11, Efesios 2:8-10 y Colosenses 2:6-10, son ejemplos sobre este tema. El hombre no puede salvarse a si mismo y mucho menos santificarse a si mismo o si?         
Sin embargo aquella persona que ha nacido de nuevo, es llena del espíritu de Dios, quien le ayuda a vivir en un nivel espiritual, que es imposible para el hombre lograrlo pero posible para Cristo que vive en el.

Que privilegio es vivir el nuevo pacto, después del calvario y después del Pentecostés!

 

Por: Åge M. Åleskjær

Former Senior Pastor at Oslo Christian Center, now spending most of his time ministering all over Norway and internationally.

Mas sobre Åge M. Åleskjær | Articulo por Åge M. Åleskjær