Dos Artículos

Por: Steve McVey
De: March 2010
Encontrado en: El evangelio de la Gracia

Por este medio presentamos dos enseñanzas de Steve McVey, las dos se enfocan en que nos agarremos del evangelio y no de la religión.

Perdiendo tu religión

Yo perdí mi religión hace varios años y eso me hace sentir mucho mejor ahora. Yo no estoy exagerando para puntualizar algo que quiero decir. Sino que realmente así fue. En ocasiones algunas personas me preguntan que si “Que quiero decir cuando digo que ya perdí mi religión? La respuesta es simple. 

Atado por la religión

Al entender el verdadero significado de la “religión” del mundo se clarifica mi punto de vista sobre este tema. Esta palabra en ingles se ha tomado de su original del latín relgio que originalmente quiere decir obligación en cadenas que es una palabra derivada del verboreligare, que quiere decir “lazo apretado.” (Tomado del diccionario Orígenes de la Palabra, de John Ayto). El origen de la palabra “religión” explica su problema. La religión pone un lazo apretado en las personas, obligándolas a una forma particular de comportamiento. En un tiempo esta palabra se asociaba con la obligación requerida para recibir las bendiciones clásicas.

La religión es un invernadero para el legalismo porque su enfoque es hacer obras.

En términos modernos, la palabra religión denota la idea de realizar ciertas obras o acciones con el gol de ir ganando el favor de Dios. La religión es un invernadero para el legalismo porque se enfoca en hacer obras. Esta pone en acción al hombre para poder alcanzar a Dios. Pone cadenas en la gente hasta dejarlos completamente presos. 

Un cristiano autentico es diferente a la religión en muchas maneras. Un reciente comentario en una famosa revista de box ilustra lo que quiero decirte. Alguien dice, “Para mi el box es como el ballet, con la excepción de que no hay música, ni coreografía y los bailarines se golpean mucho entre ellos. La comparación entre el box y el ballet ilustra la unión que existe entre el cristiano autentico y el religioso legalista. No existe comparación. 

Las acciones de Dios son suficientes

 

El cristiano autentico esta cimentado en el evangelio. La palabra “evangelio”  quiere decir “buenas noticias”. ¿Cuáles son las buenas noticias? Son que ya no tenemos que tratar de alcanzar a Dios por medio de nuestras acciones, sino que son las acciones de Dios las que nos han unido a Él. Son las buenas nuevas con lo que Dios nos ha alcanzado a nosotros por medio de Cristo Jesus. Son las buenas noticias de la cruz y de la tumba vacía que hicieron a Dios acabar con el pecado que nos tenia separado de El – En donde gracias a Jesus salimos victoriosos. Lo que tenemos que hacer ahora es solamente confiar en el trabajo terminado de Jesus en la cruz y nada más. Los discípulos preguntaron a Jesus en una ocasión “¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? 29Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el y en quien él ha enviado. (Juan 6:28-29). Cree – que esto es todo. De seguro alguien te preguntara. ¿Apoco nosotros no debemos de hacer ciertas cosas? La respuesta es que nosotros vamos a hacer ciertas cosas, no porque estemos tratando de tener un buen marcador para con Dios, sino porque eso es parte del ADN que produce Dios en nosotros. Otros cometerán el error de pensar que tienen que comportarse de una manera divina, pero no es así. Nosotros simplemente actuamos de acuerdo a lo que somos – recipientes llenos del contenido de la vida divina de Dios.

¿Necesitas soltar tu religión?

La religión te va a obligar a trabajar para Dios, pero Jesus te va a liberar para que sirvas a Dios por amor

La religión te va a presionar hacia abajo. Jesucristo te va a dar libertad. La religión te va a obligar a trabajar para Dios, Jesus te va a liberar para que sirvas a Dios con amor. La religión te va a dejar exhausto. Jesus va a llenar de vigor tu espíritu con vida divina constantemente. Sí, yo ya perdí mi religion. Como resultado de ello, he conocido a Jesus íntimamente. Yo no cambiaria todo el conocimiento que tengo ahora de Jesus por toda la religión del mundo. Yo todavía hago muchas cosas que posiblemente parezcan religiosas para otros. Pero ese no es el caso. Yo estoy disfrutando a Jesus y estoy haciendo lo que quiero, (lo cual coincidentemente es lo que El quiere también). ¿Necesitas soltar tu religión? Te vas a sentir mucho mejor cuando te encuentres viviendo la vida de Cristo. Adelante, hazlo ya. Dile adiós a la esclavitud de tu religión y déjate caer en los brazos de Jesus. No lo lamentaras jamás.

.....................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

Aprendiendo a amar mas a Dios

Yo recientemente escuche un sermón por internet sobre el lamento que es que los cristianos no aman a Dios de la manera que debería de amarlo. ¿Cómo puedes esperar ser usado por Dios si tu no lo amas a él lo suficiente? preguntaba el predicador hablando con pasión del tema. Yo recordaba todos aquellos sermones que yo mismo predique muy parecidos a ese. Pero también recordé todo lo que sufrí por querer amar más a Dios y no lo lograba.

El gran mandamiento

Es sincero cuando se intenta amar más a Dios, pero continuamente es algo que se practica mal. Un maestro de la ley vino a Jesus en una ocasión y le pregunto, ¿Maestro, cual es el mandamiento más importante de la ley? Notemos que este hombre estaba preguntando de acuerdo a la ley. Por eso Jesus contesto su pregunta con la Ley diciendo, “Tú tienes que amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mandamiento más importante de la Ley”. Esta fue la respuesta de Jesus al hombre de la ley, en lo que respecta amar a Dios. Sin embargo, esta parte de la biblia ha sido abusada muchas veces por cristianos bien intencionados pero que fallan en entender el contexto. Es importante entender que el hombre de la Ley preguntaba a Jesus según la Ley. Aunque parezca disparejo, pero cuando creemos que lo más grande que Dios espera de nosotros es que le amemos con todo, lo que hacemos es ponernos en terreno de fallar, fallar y fallar en nuestro intento. Porque ese es exactamente el trabajo de la Ley. 

Así es que si te enfocas en que tanto tienes que amar a Dios, serás condenado por sentirte culpable de no lograrlo.

La biblia dice que la ley despierta en nosotros pasiones pecaminosas (Romanos 7:5). La ley hace que nos revelemos a lo que la ley misma exige. Así es que si te enfocas en que tanto tienes que amar a Dios, serás condenado por sentirte culpable de no lograrlo. No es posible amar a Dios de la manera que queremos sino hasta que entendemos que tanto nos ama el a nosotros, Hasta entonces, vamos a encontrar amor para Dios que surja naturalmente de nuestros corazones. 

Apoco no te relacionas con esta verdad en tu propia vida? Cuando tú has estado enfocado en amar más a Dios, ¿sentiste que lo lograbas?  ¿O usabas tu tiempo para pedirle que te ayudara a lograrlo? “Dios ayúdame amarte mas” de seguro eso decías por saber que tus intentos al respecto eran fallidos.

Como podemos amar mas a Dios

La biblia dice, “Amemos, porque el nos amo primero”. ¿Qué hacer para amar mas a Dios? La clave es enfocarse en saber que tanto el nos ama, y no en que tanto nosotros le amamos a el a pesar de las circunstancia de la vida. Lo más importante de la vida para nosotros no es el desafío de amar más a Dios. ¿Con que poder podríamos hacer eso? Creo que todos los cristianos enfrentamos ese problema. El secreto de esto es enfocarnos en que tanto el padre nos ama a nosotros. 

Enfocarnos en que tanto el Padre nos ama a nosotros y no en que tanto nosotros lo amamos a el.

A como crecemos en el entendimiento del gran amor que El tiene para nosotros, encontramos que ese es el amor que despierta la motivación correcta para amarle, en repuesta a su amor por nosotros, lo cual hace que florezcamos amándole a el mas y mas. Por eso podemos también amar a los demás más y más.   

Un manera legalista de ver este amor que nos relaciona con el padre, esta enfocada en el cumplimiento de ciertas responsabilidades humanas para que su bondad y gracia fluyan a favor nuestro. La gracia nos recuerda a nosotros que Dios es el iniciador y nosotros solo respondemos. La biblia dice que Dios nos ama; todo trata de su amor por nosotros, y al enfocamos en eso, en lugar de esta pensando que tanto nosotros le amamos a el, vamos a descubrir que conociendo el amor de Dios por nosotros es el catalizador para experimentar y disfrutar de una manera profunda como nunca lo hemos experimentado antes. 


 

 

 

 

 

 

Por: Steve McVey

Dr. Steve McVey is a dynamic author and speaker who inspires Christians to develop a deeper, more intimate relationship with God.

Mas sobre Steve McVey | Articulo por Steve McVey